¿Qué es la cosmética econatural?

Publicado por Bnatural México en

Los productos cosméticos se definen como aquellas sustancias o formulaciones destinadas a ser puestas en contacto con las partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios, órganos genitales externos, dientes y mucosas bucales) con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, ayudar a modificar su aspecto, protegerlos, mantenerlos en buen estado o corregir los olores corporales.

El uso de los cosméticos se remonta a tiempos inmemorables; nos han acompañado desde los orígenes. Curiosamente en los inicios tenían un sentido sagrado, eran un regalo de los dioses a los hombres y llevar maquillaje era un símbolo de la unión entre ambos. Pero la cosmética también ha llevado siempre asociado el deseo de gustar más, de resultar más atractivo (o atractiva): tener la piel más fina, los ojos más grandes, oler mejor, etc.

Para conseguir colores brillantes se utilizaban compuestos que eran tóxicos como el mercurio, el plomo en los tintes e incluso se utilizaban sustancias corrosivas para blanquear la piel. Los avances científicos y técnicos, especialmente el desarrollo de la petroquímica, pusieron a disposición de la industria cosmética un gran número de sustancias aparentemente muy útiles pero de las que no se conocían sus efectos a largo plazo.

Las dudas que plantea la cosmética convencional dan lugar al nacimiento de empresas y artesanos que recuperan viejas fórmulas tradicionales o que investigan nuevos ingredientes derivados de productos naturales.

El uso de la naturaleza como manantial de remedios es una constante en la vida de los hombres. El reino vegetal es una fuente valiosa de sustancias y compuestos que proporcionan al hombre la materia necesaria para cubrir buena parte de sus necesidades. A partir de las plantas podemos obtener elementos nutritivos, curativos y componentes cosméticos.

Es así como aparece la cosmética econatural.

Actualmente no existe en ningún país del mundo una definición oficial de lo que se considera cosmética ecológica y cosmética natural. Existen diferentes normas pero básicamente todas cumplen los siguientes principios:

  • La mayor parte de los ingredientes son naturales o de origen natural. Estamos hablando de un mínimo del 90%.
  • No se incluyen materias primas, especialmente compuestos químicos, sobre los que existen dudas sobre su inocuidad para el medio ambiente o la salud de las personas.
  • Utilizan procesos de transformación y elaboración respetuosos con el medio ambiente.
  • Se permiten ingredientes de origen animal siempre que no sean derivados de animales amputados o sacrificados específicamente para la elaboración del cosmético.
  • No están testados en animales ni el producto final ni ninguno de sus ingredientes.
  • No se admiten ingredientes ni procesos que impliquen el uso de tecnologías controvertidas como organismos modificados genéticamente (OGM), nanotecnología o irradiación.
  • Se suelen utilizar embalajes eco-responsables, reciclados y/o reciclables.

En el mercado actual existe un amplio abanico de normas cada una con sus particularidades. Decidir qué productos escogemos no debería depender de la normativa bajo la que está certificado el producto sino más bien de los ingredientes que lo componen, el porcentaje total de ingredientes ecológicos, la filosofía y principios del elaborador, la proximidad de las materias primas y todos aquellos requisitos que deseamos en cosmética econatural.

 

 

 

Información extraída de: Revista UNAM, Vol. 16, num. 4; Guía de cosmética econatural para profesionales 2017; E-book Cosmética natural.


Compartir esta publicación



Publicación más reciente →

Liquid error: Could not find asset snippets/booster-message.liquid